Inicio

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Casi al final de la primera meta

Día en que cumplí mi primera meta.





Cuando somos niñ@s, pensamos en lo divertido que será la vida en los siguientes 10 años. Salimos de la escuela, o colegio, y ya queremos dar por concluida la universidad. Lo cierto es que son esos justo los mejores años de nuestras vidas. Llenos de energía, y con la principal responsabilidad de educarnos;  aunque algunos debemos trabajar de forma paralela.



Cada etapa tiene sus propias historias, sus amarguras, sus alegrías, sin embargo no deja de ser cierto que esos primeros años determinan el resto de nuestras vidas.



Cuando preparaba mi tesis de grado, pensaba en lo feliz que sería al graduarme, que haría una fiesta en grande y que me tomaría un tiempo prudente para divertirme y hacer todo lo que no pude mientras estaba en la “bendita” universidad.

Me río ahora, aunque no ha pasado tanto tiempo, de que a pocos meses de haberme graduado ya era obligatorio para mi especializarme y actualizar mis conocimientos en el área, claro, si en realidad quería superarme y ver los frutos de mis esfuerzos en poco tiempo. Tenía sólo tres meses fuera de la universidad y ya mi entorno me decía que estaba desactualizada.
El día de mi graduación me di cuenta de que todos estaban más felices que yo. Para mí no era la gran cosa. Luego y con el paso de los días, pensé en mi padre y mi madre que prefirieron detener su preparación académica para disfrutar junto a sus hijos de ese día; el de nuestra graduación.
Tuve la dicha de ser la primera en graduarme de mis hermanos. Un año antes mi papá me regaló aquel lapicero dorado que prometió al primero de sus hijos que lograra llevar el título de licenciad@ o doctor@ a la casa. Desde niña soñé con llegar a tener aquel lapicero, por eso me esforzaba cada día por ser mejor, no sólo por el lapicero claro, sino porque mis padres pudieran tener la dicha de ver cumplida su primera meta: yo la profesional.
Un título no determina tu capacidad mental, tus valores, tu educación como tal. Es la base de una preparación especializada, que permite al mundo mejorar en todas sus áreas de forma equitativa. Por eso, cumplir esta primera meta de tener el título de licenciad@ les abrirá nuevos caminos, donde encontrarán otros retos que habrán de superar, como todo en la vida.
Siéntanse felices de ser parte de ese pequeño grupo privilegiado, que crece cada día en nuestro país, con metas propias cumplidas, y sepan ayudar a otros a alcanzar las suyas, porque “conocimiento que no se comparte, es sólo material degradable en nuestro cerebro”.
Escogí especializarme en periodismo digital porque es una buena opción económica y efectiva de hacer comunicación e incidir en la actualidad. Ojalá a partir de esta materia, algunos de ustedes puedan sacarle provecho a esta área.
Soy joven y se poco, pero de eso que he aprendido no pretendo quedarme ni con el 10%... es para compartirlo.
Buena suerte en sus presentaciones finales y continúen el camino hacia el final de esta primera meta :)  

6 comentarios:

  1. Que lindo, Felicidades profesora. y gracias por esas palabras, yo personalmente me siento feliz de estar tan cerca de mi primera meta, primera de muchas mas!!! FELICIDADES GRUPO cada día estamos mas cerca :D

    ResponderEliminar
  2. Hermosas palabras de aliento, de nuestra facilitadora.Nuestra facilitadora,Maria Eugenia Del Pozo, una joven con mucha vida por delante a la que muchos de nosotros les llevamos muchos años de edad y quizás de experiencia. Hoy, ella nos enseña como hacer cumplir nuestra primera meta.
    Cuando terminé el Pensum, de la carrera de Comunicación Social, dije que no seguiría estudiando mas después de graduarme porque la edad que tengo ya he bastante avanzada y para esforzarme tanto. Pero ahora, con esta materia de periodismo digital y haber conocido tantas herramientas veo lo equivocado que estaba ya que la tecnología es una de mi pasión.
    Condiscípulos, sigamos hacia un horizonte del crecimiento como profesionales de la comunicación Social, de la mano del periodismo digital.

    ResponderEliminar
  3. Qué historia de vida tan exquisita y motivadora... Garcias Profe por constituirse en un alisiente para continuar luchando por sobrepasar el reto de los sobrevievientes y llegar a formar parte de los súpervivientes...D:)

    ResponderEliminar
  4. Muy motivadoras palabras, ejemplo digno de emular, personas joven y con mucho deseo de superarse, felicidades Mariú. En mi caso particular creo que esta área es muy buena y deseo especializarme en ella.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por motivarnos de la forma correcta en una sociedad que aparentemente esta siendo guiada por personas que no han cumplido su "primara meta". :D

    ResponderEliminar
  6. Gracias María Eugenia por esas hermosas palabras y felicidades por la meta que has cumplido y las que seguirás cumpliendo.
    Cuando uno desea algo, debe luchar por ello, perseverar y esforsarce para poder decir que somos exitosos en lo que nos proponemos.
    ah! felicidades por el lapicero.

    ResponderEliminar